lunes, 7 de agosto de 2017

DADLES VOSOTROS DE COMER...
¡NOSOTROS CON VOSOTROS!


"Dadles vosotros de comer"

(Mateo 14,16)

Este es un texto muy querido para nosotros, si os habéis molestado alguna vez en leer el apartado "¿Quiénes somos?" de este blog, que es como una especie de ideario, veréis que al desarrollar FRANCISCANOS EUCARÍSTICOS POBRES DE NAZARET, se dice lo siguiente al desarrollar el término "Eucarísticos":

Somos "EUCARÍSTICOS" porque, al hilo de lo anterior, nuestro lema es "Sembrar la Eucaristía en los caminos del hombre de Dios", porque el Evangelio, Palabra del Dios vivo y verdadero, adquiere carnatura en el Señor, Jesucristo, por el misterio de la Encarnación, y por medio de la Eucaristía, la palabra previa del Padre, Dios vivo y verdadero, se torna presencia viva y verdadera del Hijo. Así como la beata TERESA de CALCUTA inculcó siempre a las MISIONERAS DE LA CARIDAD la Adoración, la Eucaristía y la comunión frecuente como la fuente de la fuerza de su tarea, porque contemplando el misterio del pan partido, y repartido, es como se encuentra la forma de tornarse y convertirse, partirse, repartirse en el servicio de los más pobres y necesitados, nosotros hemos aprendido la misma lección, y si en los oratorios de las MISIONERAS DE LA CARIDAD aparece siempre escrita la leyenda "tengo sed" (Juan 19,28) junto al crucificado, para no perder nunca esta referencia de servicio y entrega, en nuestro caso esta motivación podría ser "dadles vosotros de comer" (Mateo 14,16) porque siempre encontraremos hermanos nuestros hambrientos, a partes iguales, tanto de la Palabra del Señor, como del pan que alimenta.

Pero... ¿Qué puede significar este "dadles vosotros de comer" para nosotros, aparte de la motivación anteriormente señalada?

Lo mismo que los apóstoles, ante la muchedumbre del monte, y la falta de recursos, nuestro primer pensamiento e impulso se dirigen a las necesidades reales, al comer de verdad, al beber de verdad, al vestirse dignamente, a paliar las necesidades materiales de nuestros hermanos necesitados.


De todo ello vamos saliendo, ni qué decir tiene que con la ayuda de los demás, muchos de vosotros lectores, compañeros de trabajo y amigos nuestros. Año tras año nuestro proyecto APADRINA UNA CENA DE NOCHEBUENA se mantiene, y casi todos los años, cifra arriba, cifra abajo, hemos rebasado la veintena de familias que han disfrutado de una cena de nochebuena digna. 


También un par de años hicimos la CRUZ DE MAYO para pedir alimentos en el barrio, por aquella costumbre tan granadina de "echarle un chavico a la Cruz", y como la Cruz la montábamos casi al lado del supermercado del barrio, era muy fácil que la gente que entraba saliera con algo para la Cruz. De todo lo recogido pudimos atender muchas necesidades puntuales de las que nos ibamos enterando, casi durante un año entero.


Lo mismo que sucedió cuando me autorizaron en el trabajo a hacer una campaña de recogida de alimentos entre los compañeros, fue también todo un éxito. Evidentemente, son tantas las Asociaciones que piden ayuda al Centro Comercial en el que trabajo que estas recogidas de alimentos, que se realizan normalmente una vez al trimestre, hacen difícil que podamos repetir la experiencia, aunque no imposible, porque si nuevas asociaciones no lo piden, las que ya hemos participado vamos rotando así que ¡no sabemos cuándo tocará! Pero si así fuera, tendríamos la misma solidaridad, eso seguro. 



En otra ocasión me llamaron para darme restos de zapatillas infantiles de estar en casa, pasadas de moda o de temporada, con todo y con eso ¡cerca de ochenta pares de zapatillas! que entregamos a la FUNDACIÓN REMAR que a su vez las hizo llegar, nos consta, a las familias necesitadas que ellos ayudan, pues su red de solidaridad está mucho más consolidada que la nuestra, hay que saber ayudar también a los que ayudan más que nosotros.


En otra ocasión pusimos a las abuelas y familiares de nuestro entorno, aquellas que sabían tejer, a confeccionar, a mano, de hilo de croché, vendas para los leprosos, porque éstas han de ser de algodón cien por cien natural, y la demanda es mucha, pues los vendajes se han de cambiar todos los días. Mandamos cerca de unas ochenta vendas, pero nuestro contacto en GRANADA para mandarlas a su lugar de destino era una religiosa que se ha jubilado ya, que era la que hacía de enlace entre las vendas y los destinatarios finales, aprovechando sus viajes de misión, pero desde que ella falta no hay quien se haga cargo de ello, seguimos esperando noticias al respecto.


Aquellas otras campañas que hemos lanzado, de forma esporádica, las hemos realizado siempre nosotros mismos los primeros, y luego hemos invitado a los demás a seguir nuestro ejemplo. Muchas veces empaquetamos en tupperwares de usar y tirar la comida que nos sobra, de nuestra propia comida, y con alguna pieza de fruta y algún batido o refresco los hemos ido repartiendo a los sin techo y mendigos, más o menos estables, que hay en el trayecto de casa al trabajo. 



Y agradecidos a ENRIQUE CASANUEVA, por cuyo blog supimos de la necesidad de BELENES para ALBANIA, donde los Redentoristas tienen una comunidad, entre cuyos miembros se encuentra el redentorista español LAUREANO DEL OTERO, y de lo que salimos airosos no sin dar mucha lata a todos los compañeros del trabajo y gente del barrio para que se animaran a comprar un belén, creo que llegamos a la veintena, con todo, un detalle que el propio padre LAUREANO nos remitiera las fotos del día en que se entregaron los mismos.

Sin embargo, estas no son sino gotas de agua en el océano inmenso de las necesidades de nuestros hermanos, como los discípulos, seguimos contemplando como tras cada nueva muchedumbre hambrienta, se sucede otra y otra, y el Señor que no ceja en su mandato "¡Dadles vosotros de comer!", también es verdad que el Señor dijo "a los pobres siempre los tendréis entre vosotros" (Mateo 26,11), los anteriores testimonios no son para presumir de ello, pues es una nada en un todo de necesidad, sino para daros las gracias a todos vosotros por quienes muchas de las anteriores cosas no habrían sido posibles ¡Gracias!

Pero este "dadles vosotros de comer" no se refiere sólo a las necesidades materiales de los hombres, porque como sigue diciendo nuestro ideario -del que en el blog sólo figura un resumen- porque también hay en el mundo actual una gran hambre y sed de la Palabra de Dios:

Porque "no hay una vida expuesta que primero no se haya expuesto ante el Santísimo" (Antoine de Chatelart) queremos ser no sólo como la presencia del Señor Eucaristía que viene  a ser comido, repartido, contemplado, sino ser también presencia real en medio de nuestro pueblo, nuestros hermanos, haciendo de nuestras vidas una vida permanentemente expuesta a todas las miradas y todos los riesgos,como presencia de un pan, de una vida ofrecida de forma fácilmente abordable y comible.

Es por esto que queremos ser "pequeños y abordables" por todos aquellos que nos salgan al paso, conscientes de que nuestra vida puede que sea la biblia en la que muchos hombres y mujeres del mundo de hoy lean, como decía San Francisco "Predicad el Evangelio, y si es preciso, con palabras"

Siguiendo las palabras del Señor "no sólo de pan vive el hombre, sino de toda Palabra que sale de la boca de Dios" (Mateo 4,3-4) querríamos que la misma lámpara iluminara tanto el Sagrario como la Palabra de Dios "haciendo una las dos mesas, la de la Palabra y la del pan".



En esta tarea, al menos, somos más fieles  y efectivos, más constantes, pues al fin y al cabo se trata, como hacía el sembrador, de sembrar la Palabra, a veces por medio de los comentarios de este blog, o por medio de las redes sociales, mandando el Evangelio del día en emoticonos por el wassap, por un correo electrónico, por una nota manuscrita o alguna carta entre los compañeros del trabajo, etc, etc... de todas las formas que se nos ocurren... esperemos que al Señor, al que le corresponde que la semilla caiga en tierra buena y dé fruto haga el resto, no es necesario, ni preciso, saber los resultados de nuestra tarea, pues bien dice el Señor también "uno es el que siembra y otro es el que siega" (Juan 4,37), a veces, sólo a veces, tenemos conocimiento de alguna tímida conversión gracias a nuestra labor...



En ello seguimos, en ello estamos, gracias por ayudarnos, gracias por ser esa tierra buena, gracias por sostenernos con vuestra oración... hace falta y es preciso, todo ello, pero también, daros las gracias. Y por muchas más cosas que quedan en el corazón de estos POBRES DE NAZARET, de las que sólo MARÍA, que "atesoraba todo en su corazón", sabe, pero eso está en mejores manos aún, porque es ella la que entonces agradece y vela por quienes han cuidado y sostenido a estos dos pobres hijos suyos...