lunes, 3 de abril de 2017

LOS QUE SE APARTAN DEL SEÑOR SON COMO "ALGO" ESCRITO EN TIERRA


Nos presenta hoy el Evangelio (Juan 8,1-11) el momento en que los fariseos pretenden atrapar al Señor "para ponerlo a prueba y poder atraparlo", resulta curioso que le lleven a una mujer adúltera y que la trampa que le pretenden tender tiene que ver con el cumplimiento de la ley "la ley de Moisés nos manda apedrear a las adúlteras; tú, ¿qué dices?», porque si el Señor tuviera fama de rigorista y legal entonces la pregunta carecería de sentido en sí misma, la trampa no existiría, quiero decir, sería absurdo pretender enfrentar al Señor entre la ley y la misericordia, si el Señor no tuviera misericordia ¡a un legalista no le harías esta trampa! porque la respuesta sería: "Pues haced lo que la ley estipule". y asunto zanjado, y seguramente eso que "garabateaba el Señor en el suelo" sería trazar la línea legal de distancia entre la mujer y sus apedreadores... ¡lo mismo que cuando un árbitro mide la distancia reglamentaria de un penalty!

Dice el Salmo 84, respecto del Señor, que "la misericordia y la fidelidad se encuentran, la justicia y la paz se besan (...) La justicia marchará ante él, la salvación seguirá sus pasos" (Salmo 84,11.14), quiero decir con ello, que el Señor ya tenía fama de misericordioso, de lo contrario no tendría sentido tenderle una trampa de esta naturaleza, poniéndole entre el legalismo y la misericordia. ¡Claro, los malos sólo ponen trampas a los buenos, entre sí, los malos no se ponen trampas, ni zancadillas!, y ya sabemos que el tiro les salió por la culata "El que esté sin pecado, que le tire la primera piedra", y desarmados y atrapados en su propia trampa "todos los acusadores se fueron escabullendo uno a uno, empezando por los más viejos".

Por dos veces se nos dice que el Señor "garabateaba en la arena" de forma un poco ajena al drama que se llevaba a cabo a su alrededor, no sé si nunca os habéis preguntado que sería lo que el Señor garabatearía en tierra (el verbo griego dice "graphein" que es mu genérico, pues sirve tanto para escribir, como para dibujar), el evangelista no lo dice, los santos padres comentando este pasaje suelen decir que "a lo mejor escribía en el suelo los pecados de los acusadores, a vista de todos" (incluso la Iglesia ortodoxa, por tradición, dice saber el texto, que por cierto, es un acróstico, cuyas primeras letras forman la palabra "masiaj", es decir, "mesías", con lo que el Señor confirmaría su autoridad), y finalmente he leído en otros comentarios que no era tanto el hecho de lo que escribiera, o lo que dibujara, lo que desarmó a la turba de los acusadores, sino que, como fariseos eran conocedores de la Palabra, y sabrían interpretar el mismo hecho de garabatear en el suelo, pues dice JEREMÍAS:

Señor, tú eres la esperanza de Israel, 
todo el que te abandona quedará avergonzado. 
El que se aparta de ti 
quedará como algo escrito en la tierra, 
porque abandonó al Señor, 
al manantial de aguas vivas 

(Jeremías 17,13)

Dice el profeta que el que se aparta del Señor no pasa de quedar "como algo escrito en tierra", los exegetas creen que esta metáfora se refiere a la muerte misma, pues "algo escrito en tierra" puede ser el texto de la lápida, o simplemente que los pecadores serán barridos de la memoria de Dios, como polvo que se lleva el aire... quizás el Señor, simplemente con su gesto, estaba recordando a los fariseos este pasaje, y de ser así, surtió el efecto deseado.

Sea como fuere, quedémonos con las palabras del Señor a la mujer pecadora, dichas sobre nosotros: "Tampoco yo te condeno. Anda, y en adelante no peques más"