martes, 17 de enero de 2017

OCTAVARIO ORACIÓN UNIDAD DE LOS CRISTIANOS
PRETEXTOS Y JUSTIFICACIONES


A partir de mañana celebraremos el OCTAVARIO DE ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS, iniciativa promovida por el PONTIFICIO CONSEJO PARA LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS del VATICANO desde el año 1968 y cuyos materiales han sido elaborados este año por la IGLESIA EVANGÉLICA DE ALEMANIA en el contexto del V CENTENARIO DE LA REFORMA LUTERANA, y que se explica de la siguiente manera en la página web oficial del VATICANO:

En 1517 MARTÍN LUTERO levantó preocupaciones acerca de lo que él consideraba abusos en la Iglesia de su tiempo haciendo públicas sus 95 tesis. En el años 2017 es el 500 Aniversario de este acontecimiento crucial en el movimiento de la Reforma que ha marcado la vida de la Iglesia occidental a lo largo de muchos siglos. Este acontecimiento ha sido un tema controvertido en la historia de las relaciones intereclesiales en Alemania también en los últimos años. La Iglesia Evangélica de Alemania ha estado preparando este aniversario desde 2008 (...) Después de extensos y a veces difíciles debates, las Iglesias de Alemania han alcanzado el acuerdo de que la forma de conmemorar ecuménicamente la Reforma debía ser con una Christusfest, una celebración de Cristo. Si se pone el énfasis en Jesucristo y en su obra reconciliadora como centro de la fe cristiana, los interlocutores ecuménicos de la Iglesia Evangélica de Alemania (católicos romanos, ortodoxos, baptistas, metodistas, menonitas y otros) podrían participar en las celebraciones del aniversario. 

Si se tiene en cuenta que la historia de la Reforma se ha caracterizado por una dolorosa división, este es un logro muy considerable. La Comisión Luterano-Católico Romana sobre la Unidad ha trabajado mucho para llegar a un entendimiento compartido de la conmemoración. Su importante informe "Del conflicto a la comunión" reconoce que las dos tradiciones se acercan a este aniversario en una época ecuménica, con los logros de 50 años de diálogo a sus espaldas y con una comprensión nueva de su propia historia y de la teología. Separando lo que es polémico de las cosas buenas de la Reforma, los católicos ahora son capaces de prestar sus oídos a los desafíos de LUTERO para la Iglesia de hoy, reconociéndole como un «testigo del evangelio» (Del conflicto a la comunión, nº 29). Y así, después de siglos de mutuas condenas y vilipendios, los católicos y los luteranos en 2017 conmemorarán por primera vez juntos el comienzo de la Reforma.

De este acuerdo y del más amplio contexto ecuménico surge el potente tema de este año del OCTAVARIO DE ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS: «Reconciliación. El amor de Cristo nos apremia (2 Corintios 5, 14)», citemos el texto en su contexto:

Porque el amor del Mesías nos apremia al pensar que, si uno murió por todos, todos murieron. Y murió por todos para que los que viven no vivan para sí, sino para quien por ellos murió y resucitó. De modo que nosotros en adelante a nadie consideremos con criterios humanos; y si un tiempo consideramos al Mesías con criterios humanos, ahora ya no lo hacemos. Si uno es cristiano, es criatura nueva. Lo antiguo pasó, ha llegado lo nuevo. Y todo es obra de Dios, que nos reconcilió consigo por medio del Mesías y nos encomendó el ministerio de la reconciliación. Es decir, Dios estaba, por medio del Mesías, reconciliando el mundo consigo, no apuntándole los delitos, y nos confió el mensaje de la reconciliación. Somos embajadores del Mesías y es como si Dios hablase por nosotros. Por el Mesías os suplicamos: Dejaos reconciliar con Dios.

(2 Corintios 5, 14-20)

El PONTIFICIO CONSEJO PARA LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS alienta a que los distintos materiales, elaborados, como hemos dicho por la Iglesia Evangélica Alemana, puedan ser adaptados con libertad por las distintas parroquias, grupos, religiosos, etc, etc... que oren en estos días, por eso, aunque del texto anterior se deducen los temas nucleares de reflexión de cada uno de los días de duración del mismo, no queriendo romper la exposición del Evangelio del dia que solemos hacer en el blog, es por lo que intentaremos ser fieles al esquema anterior, propuesto para toda la Iglesia Universal al Evangelio de cada día, así el reto será mayor para nosotros, pero ¿quién dijo miedo?. 

Precisamente, dado que la Reforma Luterana marca la oración de este año, es por lo que hemos querido hermanarnos en cierto modo, haciendo de nuestro cartel para estos días una llamada de atención a cómo la figura de San FRANCISCO de ASÍS, es tan universal, y sus valores han interrogado siempre a la Iglesia y a los hombres y mujeres de buena voluntad, que hasta ha dado lugar a la existencia de una Orden Franciscana Luterana, algunos de cuyos miembros aparecen en la foto que ilustran nuestros materiales de este año.



Os dejamos, hasta mañana con esta pequeña pieza musical, cuyos intérpretes son los seminaristas del SEMINARIO LUTERANO de WISCONSIN, en EE.UU.