martes, 10 de enero de 2017

MÚSICA DEL CORAZÓN


Es muy difícil, dada la lectura cíclica que se hace del Evangelio a lo largo del año, y de los distintos ciclos litúrgicos, no tropezarse, cada determinado tiempo, con el mismo texto, sea del mismo evangelista o de alguno de los sinópticos, por lo que es muy difícil no repetirse en el comentario, a no ser que el Evangelio en un momento dado suscite una reflexión o un sentimiento nuevo en ti, al fin y al cabo es Palabra de Dios pronunciada sobre nosotros cada día, y nosotros, cada día, no podemos ser los mismos.

Eso mismo me ha sucedido a mí con el Evangelio de hoy (Marcos 1,21-28), he estado tentado de volver a hacer un simple "corta y pega" de un comentario anterior, sobre la autoridad con la que los fariseos y los presentes se asombran con la que enseña el Señor. En aquella ocasión, que el comentario se titulaba "Enseñaba con autoridad... no al modo de los escribas y fariseos"  (podéis pinchar sobre el título para que os lleve a dicho comentario), sin embargo conforme encendía el ordenador he escuchado en las noticias algo que me ha llevado al versículo en el que el espíritu inmundo le dice al Señor, que pretendía sanar al hombre que había poseído "¿Qué quieres de nosotros, Jesús Nazareno? ¿Has venido a acabar con nosotros?" por la siguiente razón:


Hace poco, según las noticias, se han entregado en los EE.UU los premios GLOBOS DE ORO en los que la actriz MERYL STREEP ha recibido uno de ellos, honorífico, en reconocimiento a toda su carrera. Ella en su discurso ha criticado a DONALD TRUMP, con elegancia, sin mencionarle nunca de forma expresa, pero refiriéndose tácitamente a él, especialmente por haberse burlado de un periodista discapacitado durante la campaña electoral "la persona que se va a sentar en el asiento más respetado de nuestro país imitó a un reportero discapacitado, alguien a quien supera en privilegios, poder y capacidad de defenderse (...) Me rompió el corazón ver aquello y aún no me lo puedo sacar de la cabeza, porque no era una película, sino la vida real (...) Este instinto de humillar a alguien en público, por un poderoso, se filtra en la vida de todos, porque de alguna manera da permiso a otra gente a hacer lo mismo (…) Cuando los poderosos usan su posición para abusar de otros, todos perdemos".

Posteriormente hizo referencia de la misma manera a la política migratoria restrictiva que se supone va a aplicar el nuevo presidente de los EE.UU "El único trabajo de un actor es sacar a la luz la vida de personas diferentes (...) Si expulsan a los extranjeros de este país, sólo nos va a quedar el fútbol americano y las artes marciales (...) la falta de respeto provocará más falta de respeto. La violencia invita a la violencia

Es verdad que MERYL STREEP es un personaje público, nosotros no lo somos, pero en algo podemos ser iguales a ella, como iguales al Señor, que ante cualquier situación de humillación, desprecio, explotación, abandono, de un hermano nuestro actuémos, no nos quedemos impasibles, o seremos cómplices de todas esas situaciones de injusticia, y de la misma manera, cuando asi lo hagamos, el mal se defenderá de nosotros, lo mismo que el espíritu inmundo increpa al Señor "¿Qué tienes que ver tú con nosotros?" que es la forma de decir, a nuestro modo castizo "A ti... ¿Quién te ha dado vela en este entierro?" -como se suele decir- porque siempre, siempre, seremos más coherentes denunciando todo aquello que "no sea conforme a Dios y al hombre" que callarnos, o seremos cómplices, insisto, más vale ser objeto de las criticas y burlas de los malos, que callar sumisamente para no alterarlos, porque de esta manera, padecen los buenos, y el reproche del Señor para estos casos, no es precisamente suave: "Si fueras frío, o caliente, pero como eres tibio, te vomitaré de mi boca" (Apocalipsis 3,16)


Evidentemente, el aludido no se ha hecho esperar, y ha respondido a la actriz, como no puede ser de otro modo, en su twitter, de forma despectiva, diciendo algo así como "MERYL STREEP, una de las actrices más sobrevalorada de HOLLIWOOD, no me conoce pero me atacó la pasado noche en los Globos de Oro. Ella es una...." lo que llama la atención es el final, puede que no le cupiese lo que quería decir en los 140 caracteres de marras, o puede que haya dejado la afirmación abierta para que sus seguidores se hayan despachado completando la frase con todo tipo de insultos hacia la actriz, en todo caso, ante la duda, en otro tuit la califica directamente como "lacaya de HILLARY CLINTON"


Por cierto, MERY STREEP tiene una película, de las más desconocidas de su carrera, por inadvertida, titulada MÚSICA DEL CORAZÓN, junto a GLORIA ESTEFAN, en la que interpreta a una prestigiosa violinista que pierde su trabajo y comienza un programa de música en los institutos problemáticos de las periferias de EE,UU, basada en hechos reales, este programa de música en institutos periféricos, de los catalogados como peligrosos, ha hecho que, por la música, muchos jóvenes hayan encontrado un camino, una vocación, y lo más importante, una motivación mayor que las drogas, las bandas, el abandono escolar o la delincuencia. Esta película, como digo, que pasó para la crítica sin pena, ni gloria, y de la que no sé ni lo que recaudó, es otra forma de concienciar, otra sociedad es posible, el mal no es determinista, todos -como los jóvenes que han pasado por el programa- podemos ser redimidos de algo que todos daban por sabido, es decir, terminar mal, especialmente en ese tipo de barrios, a poco que alguien crea en nosotros, nos tienda una mano y nos levante... No he encontrado el trailer en castellano, de todas formas disfrutar un poco por encima de los valores que transmite.