viernes, 23 de diciembre de 2016

¡Oh, EMMANUEL.... PADRE Y SEÑOR NUESTRO!


Hemos terminado el camino, IV Viernes de Adviento, 23 de Diciembre, hoy las Antífonas Mayores rezan de la siguiente manera "¡Oh, Enmanuel, Rey y legislador nuestro, esperanza de las naciones y luz de los pueblos, ven a salvarnos, Dios nuestro!", lo que mañana será una realidad cuando los ángeles nos lo anuncien gozosos cantando "¡Gloria a Dios en el Cielo, y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor!", hemos sido capaces de "preparar el camino al Señor, de allanar sus sendas" por medio de nuestros compromisos de Adviento, unos mejores, otros peores, unos más sencillos, otros más difíciles, hoy el último, y un par de aclaraciones:

Una aclaración es personal, como me fastidia mucho preparar compromisos del estilo "gestos de Adviento" o de "Cuaresma", porque al ser uno mismo el que los prepara, luego cuando llega la hora de realizarlos ya no tienen el carácter de sorpresa o compromiso cotidiano, es por lo que, ya desde el año pasado, opté porque fuera una compañera de trabajo, llamada NOELIA (¡habrase visto nombre más navideño, pues es el femenino de NÖEL!"), una auténtica enamorada de la Navidad, la única de conocer el catálogo de Navidad de una conocida marca de porcelana alemana ¡casi antes que las propias representantes de dicha marca!, la que me escribiera los compromisos de Adviento, además por su carácter jovial y divertido (¡es como PETER PAN, si PETER PAN fuera una niña...!) sabía que no me defraudaría, lo mismo que este año. Así que desde aquí todo nuestro agradecimiento para ella, que ha sido capaz de mantenernos en vilo, día tras día, para saber "qué nueva ocurrencia se le habrá ocurrido hoy" para ser como niños, lo mismo que los suyos, tiene dos niños preciosos PABLO y DANIEL, "y su otro niño grande" que es como ella misma llama a su marido, RAÚL, que esperan con gozo y esperanza a su Señor; nosotros, desde nuestra pobreza, se lo hemos agradecido haciéndole los adornos de su árbol de Navidad, unas notas musicales, pues es una familia terriblemente enamorada también de la música.



Pero en el gesto de hoy NOELIA nos ha puesto a rezar un sencillo "Padrenuestro" ¡Madre mía, un sencillo padrenuestro!, puede que NOELIA no lo sepa, pero el "Padrenuestro" es la oración por excelencia de los cristianos, en primer lugar, porque nos la enseñó el Señor mismo, en segundo lugar porque en la Iglesia primitiva marcaba, junto con el credo, o profesión de fe, en el momento del bautismo, el ser cristiano de pleno derecho en la comunidad eclesial, era como el "santo y seña" de los cristianos, por eso, por este carácter reverencial y de respeto que debemos al "Padrenuestro" es por lo que la liturgia dominical, en la celebración eucarística nos invita a rezar el "Padrenuestro" diciendo "por eso, nos atrevemos a decir...." ¡Nos atrevemos a decir la oración que el mismo Señor pronunció de sus labios! ¡Nos atrevemos a decir nosotros, pobres pecadores, que ni entendemos, ni cumplimos, ninguna de sus sencillas invocaciones!

Y al mismo tiempo es una oración muy sencilla para culminar, todos juntos, cogidos de la mano, este tiempo de Adviento, que mañana nos mete de lleno en la Navidad, porque si el Señor mismo nació en una gruta, en un pesebre... lo que nos remite a otra gruta:



En TIERRA SANTA se conserva una preciosa y antigua tradición por la que, dada la importancia del "Padrenuestro", el Señor enseñó esta oración a sus apóstoles, en la intimidad, el refugio, de otra gruta, que se conserva aún en día, llamada por ello "la gruta del Padrenuestro", en dicho lugar, en las afueras, se conservan azulejos que contienen la oración del "Padrenuestro" en todos los idiomas.



Y descansa en este lugar AURELIA MARIA JOSEFINA, Princesa de la TOUR D'aUVERGNE, Baronesa de BOSSI, que fundó un carmelo en este lugar del "Padrenuestro" en el año 1872, para la conservación y memoria de este lugar tan especial, donde resonó el "Padrenuestro"por vez primera en el mundo, así como el corazón de su esposo, que yace junto con ella.

Ahora sí, recemos todos juntos un "Padrenuestro", por todos nosotros, los lectores de este blog, por los que nos siguen en las redes sociales, por esos que llamamos amigos y hermanos, mucho más allá de la frialdad de un teclado, y por los que hoy, estos "pobres de Nazaret", con sus pobrezas, materiales, espirituales, y con sus luces y sombras, y su pecado, osan, se atreven a llamar hermanos a LAURA y su familia (perras incluídas), a ENRIQUE y su familia, a INMA y su familia (la de MADRID), a INMA y sus hijos  (la de CANARIAS) -las llamamos así para distinguirlas-, a JUAN DE DIOS, con su madre, hermanas, perros y gatos, a la recién llegada (@pituclass, la benjamina en orden de llegada, de esta familia), a TERESA de GRANADA, y por supuesto a NOELIA y su familia: