domingo, 25 de diciembre de 2016

HOY, EN LA CIUDAD DE BELÉN
OS HA NACIDO EL SALVADOR
¡Y HAY MOTIVOS PARA CELEBRARLO!


"Gloria a Dios en el cielo y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor", escuchamos con la aurora del nuevo día el anuncio de los ángeles a los pastores que guardaban sus rebaños "no temáis, porque he aquí, os traigo buenas nuevas de gran gozo que serán para todo el pueblo; porque os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo el Señor. Y esto os servirá de señal: hallaréis a un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre" (Lucas 2,10-11) pero para que sea "un gozo para todo el pueblo", para que sea "Buena Noticia" es preciso que haya con qué celebrar, con qué festejar, en este sentido la antropología define la fiesta como "una ruptura con lo cotidiano", por eso nuestro proyecto APADRINA UNA CENA DE NOCHEBUENA es precisamente eso lo que pretende, romper con lo cotidiano para que haya familias en necesidad que puedan festejar, tato en lo cotidiano de su necesidad como en la de la ayuda prestada, cualquier día del año en CÁRITAS o en un BANCO DE ALIMENTOS local estas familias pueden obtener, qué menos, macarrones, tomate frito y atún para resolver una comida, en este caso se trata de auténticas cenas de Navidad.


Este año el balance ha sido muy raro... por las cifras... Dejad que me explique, en las ediciones anteriores hemos ayudado, más o menos, a una media de una veintena de familias, y la respuesta solidaria de la gente ha sido en consonancia para poder atenderlas, sin embargo este año hemos atendido sólo a tres familias (un total de once personas, diez adultos y dos niños), lo que puede parecer poco, como decía SCHINDLER al final de la película entre sollozos "¿Y este anillo, qué me habrían dado los nazis por este anillo, otros diez judíos más?", a lo que su fiel secretario decía "los judíos tenemos un dicho: Quien salva una vida, salva al mundo entero", por lo que hay que tener siempre miras más altas, han sido tres, sí, pero tres familias que nada habrían tenido. La cifra se justifica, sin embargo, por algo que puede parecer, a la inversa, una buena noticia. Como no es lógico, ni sensato, ni responsable, ofrecer las cenas de Nochebuena de forma indiscriminada (pues éstas terminarían cayendo en manos, como sucede con muchas ayudas sociales, de la picaresca o de quienes menos lo necesitan) es por lo que nosotros siempre hemos ofrecido este proyecto a personas por cuya mediación, hemos conocido la necesidad de las familias necesitadas en cuestión. 


De esta forma, nos hemos dirigido a todas esas personas que, en años anteriores, nos informaron de la necesidad de "su vecina del tercero", "de algunas familias del Colegio", "de unos amigos nuestros en un pueblo cercano" y hemos obtenido la respuesta, que les honra además, por aquello de que nadie hace ascos a algo gratuito, de que no era necesario porque muchas familias habían mejorado de su situación de necesidad, cierto que en muchos casos por trabajos precarios, por contrataciones intermitentes, o contratos temporales, pero que "a trancas y barrancas podían sobrellevar sus necesidades básicas, no siendo necesaria la ayuda, pudiendo ayudar a quien de verdad lo necesite". Más interesante es el caso del colegio que,el primer año, quedó tan impresionado con que ayudáramos a una decena de familias de alumnos, en necesidad, que a partir de esa Navidad, los propios profesores han mantenido el proyecto a lo largo del año, haciendo cuestaciones entre ellos y dando ayudas en comida, no sólo en Navidad, sino el resto del curso escolar. Evidentemente así las cosas, como hemos dicho antes, por inflar innecesariamente las cifras no vamos a ofrecer las cenas de Nochebuena de forma indiscriminada al primero que se nos pase por delante.


Este año nuestros duendecillos han sido un matrimonio joven, que regentan un negocio en el barrio, que son los que han hecho llegar las cenas de Nochebuena a las tres familias atendidas, pues era algo lejos de nuestro barrio, y entre que éramos pocos, @cuartapobreza ha estado enfermo, bastante fastidiado de los huesos, y yo he estado trabajando, hemos tenido que echar mano de brazos extras para que todo estuviera puntualmente dispuesto en una noche tan especial.


Dicho lo anterior, como eran pocas familias, hemos optado por incrementar el presupuesto, que al final habrán salido por una media de unos cuarenta euros el lote, en vez de la cifra de veinticinco euros que, no sin dificultad, habíamos venido manteniendo en años anteriores. Lo que se ha traducido, por ejemplo, en cambiar el jamón york de otros años en jamón serrano, los patés por unos un poco más "estilo gourmet" o completar el pollo asado de todos los años añadiendo, además, un rollo de carne mechada. Lo que no nos importa porque no se trata de ayudas en comida, se trata de auténticas cenas de Nochebuena, como la tuya, como la nuestra, como la e todos los que celebran.


De esta forma, evidentemente, ha sobrado dinero de lo que hemos podido recaudar este año, donde también la cifra ha descendido, quizás porque, tras estos años de crisis prolongada, todo el mundo anda haciendo números y la solidaridad, por más que uno quiera ayudar, llega hasta donde llega y no se pueden hacer grandes malabares con el presupuesto que cada uno tiene, o las necesidades de su casa. Dicho esto, quedan pendientes aún nuestros proyectos de ayudar, aunque esto es algo que va asociado a los Reyes Magos, y que venimos llamando tradicionalmente proyecto PORQUE HEMOS VISTO SU ESTRELLA, de ayudar a las Clarisas del MONASTERIO DE LA ENCARNACIÓN, que aunque son once, tres de ellas muy mayores, y piden lo que "para ellas es un lujo" como son productos de aseo personal (cremas hidratantes, colonias, gel, champú....), hemos sabido  -por otras fuentes- que ellas también pasan sus estrecheces sobre todo en leche y aceite, hasta el punto de que se han quedado sin desayunar, o tomar leche, pese a haberla (ya que ellas se dedican a la repostería) porque "nosotras somos nosotras, y otra cosa es el obrador, del que vivimos, y sus ingredientes no se tocan", así que puede que este año las ayudemos más en este sentido, que por el de la higiene, donde nos consta que hay otras personas trabajando en esa dirección; y las HERMANITAS DE LOS POBRES, en su constante petición de leche y café, lo que más consumen y gastan los ancianos a ellas confiadas. Ya os informaremos, después de Reyes Magos de cómo ha sido la ejecución final de ambos proyectos.

Y por supuesto, que aunque sean estos nuestros proyectos más gordos del año, durante el resto del año siempre se presenta alguna familia, necesidad, urgencia que viene a nosotros, y que vamos ayudando y sorteando lo mejor posible. Por lo que nunca viene mal tener un fondillo, por exiguo que sea, para estos menesteres.


Y no nos olvidamos, hablando de los Reyes Magos, que en las familias ayudadas, como siempre, por supuesto que hay niños, en este caso dos niños, de ocho y diez años, pues las otras dos familias tienen hijos ya mayores, a los que luego -en su momento oportuno- les haremos llegar también sus correspondientes juguetes, si una familia no tiene para comer, los juguetes sí que son ya algo inalcanzable, pero siempre hemos tenido presente que, suceda lo que suceda, la ilusión de los niños no ha de ser nunca defraudada. Y eso que en este caso la ayuda "nos ha llegado en especie", pues tenemos unos falmantes juguetes nuevos, a estrenar, que nos ha hecho una Asociación que, por lo pronto prefiere que no se haga público su nombre, así que respetamos su decisión, no sin agradecerles lo que ya han empezado a colaborar con nosotros.


Y a todos los que nos habéis ayudado, cada cual lo sabe, GRACIAS, no se puede decir otra cosa, "quien salva una vida, salva el mundo entero", habéis sido copartícipes de la alegría, de la Buena Noticia hecha realidad en una mesa festiva de alguien que quizás no tendría motivos para celebrar... Y en honor a la responsabilidad debida, y por aquello de que "lo que haga tu mano derecha, que no lo sepa tu izquierda", aunque no citemos a todos los que han colaborado con nosotros, por descontado, todos recibiréis detalladamente las cuentas de lo recaudado, cómo se ha empleado y de todo lo acontecido.

Una vez más... ¡GRACIAS! desde GRANADA.