sábado, 8 de octubre de 2016

¡GUAPA, GUAPA Y GUAPA....!

Del santo evangelio según san Lucas (11,27-28):

En aquel tiempo, mientras Jesús hablaba a las gentes, una mujer de entre el gentío levantó la voz, diciendo: «Dichoso el vientre que te llevó y los pechos que te criaron.» Pero él repuso: «Mejor, dichosos los que escuchan la palabra de Dios y la cumplen.»


¡Bendito el pecho que te llevó y los pechos que te amamantaron! ¡Menudo piropo dicho hacia el Señor! Me recuerda, por lo exagerado, pasional y "sentío" de la mujer que así se atrevió a elogiar al Señor a esa misma pasión que ponen los cofrades, por ejemplo, cuando se encierra Nuestra Señora de la Misericordia, en la Semana Santa granadina, sus hijos se contienen durante la carrera oficial, pero al llegar a su barrio, desde que llega hasta que se encierra en su templo, no dejaréis de escuchar los piropos de sus hijos, que ueden parecer extraños a un profano: "¡Greñúa.....guapa! ¡Greñúa....guapa! ¡Greñúa... guapa, guapa y guapa!", ahora bien, todo el barrio de EL REALEJO de GRANADA son "greñúos" y "greñúas" para lo que caben dos teorías:

La que hace referencia a la propia imagen de Nuestra Señora de la Misericordia se debe a un incendio acaecido en la parroquia de San CECILIO, como consecuencia de un fallo eléctrico del belén de la Iglesia, que hizo que la sagrada imagen se tuviera que evacuar del templo a toda prisa, aunque el fuego había afectado a la imagen, sobre todo en su decoro, pues el cabello, le asomaba desenmadejado, a modo de greñas, un poco chamuscadas, de debajo de la toca ("El barrio del Realejo"; José Miguel Álvarez de Morales Mercado).

La segunda parece ser que tiene que ver con que EL REALEJO era el barrio judío de la ciudad de GRANADA,siendo así, como sabemos, que los judíos suelen llevar el cabello de forma larga y casi siempre ondulada, por aquello de las barbas y las patillas, es por lo que el mote de "greñudos" por las greñas del pelo, queda así demostrado.


Aclarado lo de los piropos a la Virgen, pues esto es de lo que os quería hablar, ya sean piropos para el Señor "¡dichoso el vientre que te llevó y los pechos que te criaron!" como para su Santísima Madre "¡guapa, guapa y guapa!", no debemos olvidar aquello otro que dijo el Señor "de lo que abunda el corazón habla la boca" (Lucas 6,45), es decir, que todas estas muestras de amor externo quedarían en exageraciones del momento si no van sustentadas en una sólida "escucha de la Palabra de Dios y su puesta en práctica".

Y hablando de piropos dichos con fe... No olvidemos que la Iglesia celebra especialmente en Octubre el Mes del Rosario, por lo que no dejemos de rezarlo, que al final del mismo nos encontramos con esa colección de piropos a MARÍA que son las letanías lauretanas, auténtica corona de piropos, del amor atesorado por los años, de MARÍA por parte de sus hijos. Pero antes de compartiros las letanías lauretanas, dejad que os comparta yo mis propias letanías, que al igual que aquellas, están relacionadas con mi propia historia y mi relación con mi madre, MARÍA Santísima, son las siguientes:

Madre de Abril,
Clavel de mi infancia,
Flor de Mayo,
Prenda discutida,
Mesa de tu hijo muerto,
Camino que lleva a Jesús,
Altar de plata,
Barca de Julio,
Memoria de mis mayores,
Peregrina de Nazaret,
Caminante de Ein-Karén,
Poema inconcluso,
Palabra inefable,
Silencio del alma,
Música del corazón,
Columna de fuego,
Ejercito acantonado,
Negra, pero hermosa,
Radiante como el sol,
Gloria del Carmelo,
Cedro del Líbano.

Algún día puede que os explique lo que significan para mí cada uno de estos piropos personales a MARÍA, de todas formas os invito a que vosotros hagáis lo mismo, y mientras sacáis del corazón vuestros propios piropos a la Madre de Dios, mientras recitad aquellos que le lanza la Iglesia, en las letanías lauretanas:

Santa María, 
Santa Madre de Dios,
Santa Virgen de las Vírgenes,
Madre de Cristo, 
Madre de la Iglesia, 
Madre de la divina gracia, 
Madre purísima, 
Madre castísima, 
Madre siempre virgen,
Madre inmaculada, 
Madre amable, 
Madre admirable, 
Madre del buen consejo, 
Madre del Creador, 
Madre del Salvador, 
Madre de misericordia, 
Virgen prudentísima, 
Virgen digna de veneración, 
Virgen digna de alabanza, 
Virgen poderosa, 
Virgen clemente, 

Virgen fiel, 
Espejo de justicia, 
Trono de la sabiduría, 
Causa de nuestra alegría, 
Vaso espiritual, 
Vaso digno de honor, 
Vaso de insigne devoción, 
Rosa mística, 
Torre de David, 
Torre de marfil, 
Casa de oro, 
Arca de la Alianza, 
Puerta del cielo, 
Estrella de la mañana, 
Salud de los enfermos, 
Refugio de los pecadores, 
Consoladora de los afligidos, 
Auxilio de los cristianos, 
Reina de los Ángeles, 
Reina de los Patriarcas, 
Reina de los Profetas, 

Reina de los Apóstoles, 
Reina de los Mártires, 
Reina de los Confesores, 
Reina de las Vírgenes, 
Reina de todos los Santos, 
Reina concebida sin pecado original, 
Reina asunta a los Cielos, 
Reina del Santísimo Rosario, 
Reina de la familia, 
Reina de la paz.