domingo, 2 de octubre de 2016

FLORES, FLORA Y DEMÁS FLORIPONDIOS....


¡Anda, la primera sorpresa a entrar hoy en el blog! ¡Pétalos de rosa que caen del cielo! (Aunque agobien la lectura, no os preocupéis, es sólo por hoy) Resulta que hace poco @cuartapobreza le prometió a @floresconencanto el tema de este artículo, y como la cosa va a ir de flores, ya tenéis una primera explicación... Sin embargo ayer, primero de Octubre, fue la fiesta de Santa TERESITA de LISIEUX, muy relacionada con las rosas, porque es conocida la anécdota de que ella siempre decía que cuando muriera, ya sabemos que murió joven, "mandaría una lluvia de rosas desde el cielo".

Pero sepamos el origen de esta afirmación de TERESITA de LISIEUX: Todas las tardes del mes de Junio, TERESA y las otras cinco jóvenes novicias, se reunían alrededor de la cruz de granito que está en el centro del patio del claustro del convento, recogían los pétalos caídos de una veintena de rosales y los arrojaban al crucifijo. Esta inocente costumbre acabó gustándole a la madre INÉS de JESÚS (superiora del Carmelo y hermana mayor de TERESITA), por lo que permitió que formara parte cotidiana y estipulada de las actividades de las novicias desde entonces. "Arrojar flores" en vida de TERESITA nos evoca la lluvia de rosas, a la que se referiría en su muerte, que desgraciadamente muchos han imaginado como algo dulzón, pero que para nada lo es, para TERESITA, arrojar flores es dar todo a Dios, darlo por amor a los pequeños y cotidianos sacrificios, de modo que dejar caer esta lluvia de rosas sobre la tierra, es regalarle todos y cada uno de los sacrificios que han tocado a Jesús, han tocado su cruz y por ello adquieren un mérito infinito. Esta lluvia de rosas a la que se refería TERESITA con su muerte quería decir las gracias que enviaría desde el cielo por su propia intercesión.

En una ocasión en que salimos a tomar una cerveza con una tía mía, a la sazón mi madrina, la hermana más pequeña de mi padre, ¡apenas tenía catorce años cuando me bauticé yo!, nos contó una anécdota que fue la siguiente: Nos contó que en una ocasión en que daba una vuelta con otra hermana suya, en este caso la mayor de todos los hermanos, que es supernumeraria del OPUS DEI (y la primera en abandonar el hogar familiar, con sus dieciocho años recién cumplidos, para dedicarse a la Obra), le dijo que tenía "que contarle un secreto terrible que la había estado martirizando desde hace mucho tiempo" (mi madrina contaba el relato con mucha solemnidad) "y que era algo tan grave, pecaminoso y secreto que ¡ni a su confesor se lo había dicho!"... 

...Hago aquí un paréntesis, porque en las milésimas de segundo que mi tía hacía la anterior introducción al "secreto de los secretos", yo, que desgraciadamente, he sido un adolescente que entre la comida y ponerse a estudiar, por la tarde, me tragaba con mi madre todas las telenovelas venezolanas de los 80-90, LA DAMA DE ROSA, CRISTAL, LOS RICOS TAMBIÉN LLORAN, aparte de porque soy malo, porque lo soy, enseguida pensé para mis adentros: "¡Qué fuerte, ahora entiendo por qué se fue al OPUS DEI, tan joven, y se fue de casa tan pronto! ¡Seguro que se quedó embarazada, y mi abuelo (militar y ultracatólico) para evitar la vergüenza, seguro que la despacho al OPUS para evitar el qué diran y la vergüenza familiar! ¡Mira que si tengo un primo secreto!"...


...Y volviendo al relato, entonces mi tía desvela el gran secreto que mortificaba la conciencia de su hermana "¡Es que una vez que no me di cuenta que era fiesta, y era de noche, y las tiendas cerradas, y no me daba tiempo a adecentar el altar del oratorio de la casa, me fui a un parque y robé flores!"... Creo que nos reímos tanto, que alguno esturreó la cerveza encima de la mesa de la risa, y yo pensando que iba a desvelar un escándalo familiar decepcionado, seguimos siendo tan normales como siempre... Reconozco que es muy malo reírse de esa forma de la mojigatería y la infantilidad moral de mi tía, la del OPUS, pero como atenuante diré que "con dos cervezas" todo te hace gracia... ¡El que sí debió confesar, seguramente, entonces fui yo, por mal pensado!


Y es que este artículo versa sobre "robar flores", que es cosa que nosotros siempre hacemos para adecentar, igualmente, el oratorio en alguna fiesta especial, pero nosotros no lo hacemos porque sea de noche, o porque las "floristerías estén cerradas", lo hacemos por pura pobreza, aunque creo, sinceramente, que aunque tuviésemos el dinero (aunque se me enfaden las floristas profesionales, como @floresconencanto, que al fin y al cabo es su digno trabajo, del que han de vivir y alimentar a sus familias) lo haríamos igual... ¡Ahora vamos a la tarea de justificar el hurto....!

Vivimos ciertamente en la periferia de GRANADA, en la ZONA NORTE, que en GRANADA somos tan originales que hasta el eje de la pobreza lo tenemos invertido, entiéndase, que en GRANADA a ZONA NORTE es la pobre, marginal, periférica, y la SUR es la rica. Pero aunque tengamos los achaques propios de la pobreza y la marginalidad: Mucha inmigración, muchos extranjeros con sus conflictos internos ¡con deciros que las bandas rumanas han echado a los gitanos de toda la vida!, mucha delincuencia, que aunque siempre son tres o cuatro niñatos sin nada mejor que hacer, tu susto te lo llevas (a mí mismo ya me han atracado a punta de navaja tres veces), bueno tres veces en diez años sale estadísticamente a un atraco cada tres años (por cierto, echando cuentas ya me toca...), hace poco atracaron el supermercado del barrio a punta de pistola ¡con disparos y todo!, en un barrio envejecido, de pensionistas, con escasas familias jóvenes, donde los colegios tiritan de plazas por la caída de la natalidad, donde las persianas de los negocios se echan para siempre con demasiada frecuencia.... 

Pero no todo van a ser inconvenientes, porque al ser periferia, aquí no tenemos los agobios arquitectónicos, de tráfico y de calles que en el centro de las ciudades; quiere esto decir que todos los pisos, por humildes que sean y casi todos de protección oficial, tienen su terreno de jardín y zona verde, que al menos dan trabajo, porque en este barrio otra cosa no, pero todas las comunidades tienen algún vecino pensionista, que se saca un dinerillo, cuidando el jardín de la comunidad... y aunque no tengamos un parque como tal, en todas las aceras, esquinas y placetas hay una isla de verde... Tenemos de los pocos y más altos cedros de GRANADA, hay jazmines, buganvillas, flores de la pasión, lirios (morados), las raras y auténticas rosas de Sarón, flores de pato, los típicos "donpedros", galanes de noche, en casi todos los bloques del barrio. Tenemos pinos, un par de olivillos en la acera de atrás, cipreses, pinos y muchas, demasiadas, por su toxicidad, pero parece que hubo una época en que el Ayuntamiento no sabía rellenar espacios con otra especie, adelfas blancas, rosas y rojas, y rosas y rosales por doquier. Y como todo esto es patrimonio del barrio, todos nos podemos servir de él, ciertamente, no creo que "pidiéndolo por favor" ningún vecino de cualquier bloque se opondría a que cogieras un par de flores... ¡hasta los jardines que son del ayuntamiento, es decir los de las aceras, los cuidan los vecinos, porque aquí ver a un operario municipal es algo ficticio! En frente mismo del portal de casa tenemos un arriate municipal, demarcado por unos setos, cuyo cuidado y esmero ha sido siempre tarea "oficiosa" porque nadie se lo pidió, pero a la vez nadie lo hacía, del propio padre de @cuartapobreza.


¡Pero que sería de nosotros si no nos hiciéramos como niños! (Mateo 18,3) Dice el Evangelio que los "los lirios del campo no se preocupan de hilar y tejer, y tienen un aspecto que envidiar podrían los ropajes del rey SALOMÓN" (Mateo 6,28-29) pues justo es que si la providencia tanto se encargó de ellos, bien puedan ellos devolver "dad gratis lo que gratis recibisteis" (Mateo 10,8) su vida y su belleza a su creador, aunque sea fugazmente, en nuestro oratorio... Y no nos quitéis la ilusión, mejor dicho, esa sensación de niños haciendo travesuras. Porque salir en medio de la madrugada, por este barrio, que es casi como pedir que te atraquen o que te den un susto gordo, con la intención de picotear unas cuantas flores, de aquí y de allí, para la capilla, ya anticipa en nosotros la fiesta, porque hay que salir, buscarlas, recorrer las calles solitarias, en suma "ponernos en camino", que ya anticipa todo lo demás... Y claro, al ser flores silvestres (en el sentido de que no son de vivero) suelen durar poco, por lo que al llegar a casa, aunque sea más de madrugada y más tarde aún, enseguida hay que hacer los centros y los ramos o las flores morirán en seguida... Y no os creáis que, para @cuartapobreza, que es nuestro florista oficial, como todo lo que implica algo artístico, no pone las flores en cinco minutos, no tanto porque piense mucho la composición, sino porque como las flores igual que pinta... no dará jamás una pincelada, no pondrá nunca una flor, sin que antes haya pensado en alguna intención, en alguna necesidad, en alguno de vosotros, y rezado por esa pincelada, o esa flor... ¡por eso se nos hace eterno poner un ramo de flores o terminar un icono, porque se le van las horas rezando! Puede que robar flores sea malo, para mi tía la del OPUS, ya sabéis, lo peor de lo peor, pero al menos lo compensa en que cada una de ellas lleva una oración por vosotros.


Y termino con otra anécdota para reír, por si alguno se disgustó leyendo lo precedente, que conste que no estamos animando a nadie a robar flores, pero estos pobres niños traviesos, así son, por supuesto, acudid a los profesionales y a los floristas... Tampoco seamos como los judíos, que en sus tumbas ponen piedras, porque dicen que "no se las leva el viento, no se estropean, y el montoncito indica cuán querido o visitado es un difunto en concreto" y porque el dinero en flores ellos lo gastan en obras de caridad, que aunque la idea es buena, no deja de ser un poco triste y soso, la verdad. El caso es que una vez en la ofrenda floral de la cofradía, llevamos un centro de flores con unas flores de magnolio imponentes, mientras esperábamos ponerlo a los pies de la virgen, uno de los cofrades (por cierto, vecino del barrio, de dos o tres bloques más abajo del nuestro) dijo: "¡Anda mira, qué flores más bonitas, son como las del árbol que hay en el jardín de mi casa!" y @cuartapobreza y yo, sin parar de reír, le contestamos..... "¡Ya no....!"