miércoles, 31 de agosto de 2016

¡MIRA QUÉ CURAR A LA SUEGRA!
¡UN POQUITO DE POR FAVOR!


Hay un chiste que dice: "¿Sabes cómo se dice "suegra" en griego?" y ante la negativa del interlocutor se le contesta "¡Storbas!", siempre se suele decir que los chistes, lo mismo que los proverbios o los refranes, forman parte de acerbo de la cultura popular de cualquier sociedad, además, tan popular que suelen ser de transmisión oral, no hay nada más acertado, en una conversación que de repente alguien diga un refrán que viene al caso, o rompa e hielo con un chiste, pero siempre desde la oralidad, no hay nada más aburrido que leer un libro de chistes, o de refranes, así, todos seguidos, carentes de contexto, de la viveza de una situación concreta. 


Debe de ser lo anterior cierto, porque todos sabemos la culturilla popular que suele haber acerca del eterno enfrentamiento entre las suegras y los yernos o nueras, me acuerdo que en el viaje a TIERRA SANTA, en determinados lugares los peregrinos suelen hacer una serie de costumbres: Por ejemplo, en el MURO DE LAS LAMENTACIONES es tradicional escribir una oración en un papelillo, doblarlo, y meterlo entre los huecos de las piedras; en la GRUTA DEL PADRENUESTRO, lo mismo, pero con la oración del Padrenuestro; en el JORDÁN es costumbre renovar las promesas del bautismo y recibir el agua del JORDÁN mismo; cuando visitamos las ruinas de la casa de PEDRO en CAFARNAÚM yo dije emocionado a nuestro guía franciscano (un santo varón, no tanto por él, sino por tener que aguantarme os diez días de peregrinación): "¡Aquí la costumbre es meter aspirinas entre los huecos de las piedras!" y él muy sorprendido me dijo "¿Y eso de dónde te lo sacas?" y yo le respondí "¡De la sanación de la fiebre de la suegra de PEDRO! ¿No?", ni qué decir tiene la sonrisa que levanté entre todos los demás peregrinos presentes...

Evidentemente, en esta relación tormentosa entre suegras y yernos y nueras, los que son más de defender la tesis del enfrentamiento como algo normal, te dirán aquello de "estarán divididos (...) la suegra contra su nuera y la nuera contra su suegra" (Lucas 12,53) para no salirnos del Evangelio de LUCAS, que sirve también de referencia para los que defienden las buenas relaciones "¡El Señor sanó a la suegra de PEDRO!", que es el Evangelio de hoy.

Bromas aparte, he descubierto en la página web del VATICANO, que existe un comentario de los principales milagros del Señor, relacionados con la salud, titulada EL EVANGELIO DE LA SALUD (podéis seguir el enlace AQUÍ para el que quiera saber más) comentados por el Cardenal Monseñor JAVIER LOZANO BARRAGÁN,  Presidente (ahora ya emérito) del Pontificio Consejo para la pastoral de los profesionales de la salud, y que en relación a la sanación de la suegra de PEDRO nos dice lo siguiente:

Comenzamos estos comentarios a las curaciones de enfermedades que Jesús hace, por el Evangelio de San Marcos. La primera curación de una enfermedad que encontramos es la curación de la fiebre que padecía la suegra de San Pedro. Comienza el Señor en lo íntimo del hogar; la esposa de Pedro debió quedar muy agradecida. En la Capilla Sixtina, en la pintura de la creación, del contacto del dedo de Dios con el dedo del hombre brota la expresión de la vida para toda la humanidad; aquí, en San Marcos, en la intimidad de la familia, del contacto de la mano de Cristo con la mano de la enferma brota la curación y la salud, el afecto y el reconocimiento agradecido, como preludio de la misma resurrección del Señor; Pedro se lo ha de haber contado así a Marcos: Ella se pone a servir, y es que el agradecimiento de quien ha sido salvado por Cristo no puede sino traducirse en servicio al Señor Jesús.

Fijaros en el detalle "PEDRO se lo ha debido de contar así a MARCOS", de nuevo la importancia de la oralidad, del testimonio oral, personal, cara a cara, MARCOS es el Evangelio más antiguo, más cercano a la realidad histórica, por ende, más accesible para los testigos y testimonios de primera mano, y en segundo lugar la consecuencia "ella se pone a servir, y es que el agradecimiento de quien ha sido salvado por Cristo no puede sino traducirse en servicio al Señor Jesús", así que hoy, nuevamente, un llamamiento a servir, a ser útiles a nuestros hermanos, a agradecer todo lo que el Señor nos da supliendo a aquellos que, quizás, desconocen que hay un Dios Padre que se preocupa por ellos,porque no tiene el testimonio de hermanos que le sirvan...

... Y para no dejaros con el mal sabor de boca, o la sonrisilla, -según los casos-, del chiste que os conté, "suegra" en griego, no se dice "storbas", se dice "penzeran" ¡y esto es verdad de la buena!