jueves, 18 de septiembre de 2014

EL LIBRO DE TOBÍAS
"GUÍA DEL VIAJERO PARA LA VIDA"


Quería dedicar un tiempo, honesto y sincero, a la oración durante estos quince días de vacaciones, con un poco más de detenimiento y cariño que el que nos permiten las prisas y los afanes del tiempo normal… Estuve pensando sobre qué, ya que iban a ser quince días quería que el tema tuviera un eje vertebrador, un tema o una misma perspectiva y no desperdigarme dando saltos de un tema de oración a otro.

Pensé hacer los “Ejercicios Espirituales” de San IGNACIO DE LOYOLA, pero luego me di cuenta de que no merecía la pena hacerlos solo, que se saca mayor provecho de ellos cuando alguien te los orienta, te los guía y te ayuda a sacar todo lo que de bueno y útil tienen… luego pensé leer, de forma orada, un libro –de los años setenta- titulado “El acoso de Dios – Reflexiones sobre la vida religiosa para el tiempo de Cuaresma”, pues ya me había leído “La seducción de Dios – Reflexiones sobre la vida religiosa para el tiempo de Adviento” ambos del sacerdote y teólogo ALESSANDRO PRONZATO (y aún hay un tercero titulado “La sorpresa de Dios – Reflexiones sobre la vida religiosa para Pascua”), pero luego me di cuenta que al estar orientado a una cuaresma excedía con mucho el plazo de quince días del que disponía.




Finalmente me acordé de que alguien definió una vez “El libro de Tobías” de la Biblia, como “un auténtico itinerario de fe”, amén de que en Septiembre, tanto los católicos como los protestantes celebran conjuntamente el llamado “Mes de la Biblia” y deduje que sería una buena opción, lo que me confirmó en mi elección fue comprobar, además, que dicho libro se articula en torno a trece secciones narrativas, lo que me marcaba incluso, para los días de los que disponía, la propia pauta de lectura.

Todas las mañanas, lo primero que he hecho, con los primeros rayos de sol, en la terraza del apartamento que nos han prestado para pasar las vacaciones, ha sido leer, detenidamente, la sección narrativa, o capítulo del día, para irlo orando, rumiando, recreándome en él a lo largo de todo el día, y poner por escrito todo ello, al día siguiente, antes de leer el nuevo capítulo.

Lo que pretendo es compartir con vosotros esta lectura orada y comentada (por mí, claro está) del LIBRO DE TOBÍAS de la Biblia, ciertamente todo un itinerario de vida de fe y de búsqueda espiritual, una radiografía de lo que podría ser la vida de cualquiera de nosotros, y de paso, si os picara la curiosidad, leedlo vosotros también, no dejándoos llevar por mi lectura, sino por lo que este libro tiene que decir a vuestras propias vidas, que esto es como el camino de MACHADO, que se “hace camino al andar”, y en esto sí que resulta importante que cada cual recorra su propio camino, no encontraréis mejor “Guía del Viajero de la Vida” que el LIBRO DE TOBÍAS, prometido.

Así que a partir de mañana os iré compartiendo el comentario orado de cada sección narrativa, cada capítulo del LIBRO DE TOBÍAS, evidentemente al ser estos comentarios al hilo de mi oración personal, algunos me han salido más largos, otros más cortos, algunos más subjetivos, otros no tanto, dependiendo de cómo me tocaran el corazón o lo que tuvieran que decirme para mi vida.