domingo, 10 de agosto de 2014

#WeAreChristians ¡YA ESTÁ BIEN DE PALABRAS, ACCIONES CONCRETAS!


Después de haber llorado, denunciado y criticado la situación de GAZA bajo los ataques de ISRAEL, por aquello de que también una porción de la población palestina es cristiana, y las bombas -como bien dijo el patriarca caldeo al caer una bomba sobre una Iglesia caldea- "no distinguen de personas, ni creencias", asistimos pasmados, acongojados y profundamente dolidos al espectáculo de la ola de persecución que se ha suscitado contra los cristianos, especialmente en países como IRAK, SIRIA, etc, etc...

La reacción ante las atrocidades que estamos conociendo en internet y en las redes sociales, acerca de la persecución de los cristianos en IRAK, donde se afirma que se están cometiendo atrocidades como crucificar a los hombres, degollar a los niños, violar a las mujeres, por parte de todos los demás cristianos de bien no se ha hecho esperar, dolor, incredulidad y sorpresa ante tanta barbarie, y no cabe esperar otra cosa, pues como bien dijo San PABLO refiriéndose a la Iglesia: "Si un miembro sufre, sufren con él todos los miembros; si un miembro es honrado, se alegran con él todos los miembros. Vosotros sois cuerpo del Mesías, y miembros singulares suyos" (1 Corintios 12,26-27) por eso si a uno sólo de mis hermanos, miembros de este cuerpo que es la Iglesia, por la gracia del bautismo, "le doliera tan sólo un padrastro del dedo" todos nosotros deberíamos padecer y quejarnos con él.

Por eso las redes sociales se han llenado de etiquetas solidarias que rezan textos como #WeAreChristians o #TodosSomosNazarenos, como movimiento espontáneo a esa forma de amenazar a los cristianos de IRAK, pintando en las puertas de sus casas y de sus comercios, la letra "N" en árabe de "Nazareno" la forma peyorativa en que son llamados los cristianos por el integrismo. 

Amenaza que se ha cumplido con creces, puesto que todos los que no han partido ya y se han puesto en camino, en un éxodo que se me antoja sólo equiparable al del pueblo de ISRAEL huyendo de EGIPTO, de la misma manera por el desierto, están siendo literalmente masacrados, asesinados, diezmados...

¡Basta ya de palabras! ¡Ha llegado el momento de la acción! Y que nadie se me escandalice porque una cosa tengo clara, me la enseñó mi madre, para evitar que por ser cristiano tuviera que pasar por tonto ante el mundo o se aprovecharan de esa presunta bonhomía que hemos de tener los cristianos, que "el Señor nos dijo que fuéramos hermanos, pero no primos" ("primos" en el sentido de tontos)... algo así como nos narra de forma estremecedora la propia Biblia en el LIBRO DE LOS MACABEOS al hacer referencia a la persecución religiosa desatada por los invasores griegos:

Los alcanzaron, tomaron posiciones frente a ellos y los atacaron un sábado. Y les conminaron: "¡Es un ultimátum! Si salís y obedecéis al rey os dejamos con vida". Pero ellos respondieron: "Ni saldremos ni obedeceremos al rey, profanando el sábado". Los soldados les dieron el asalto enseguida, y ellos no replicaron, ni les tiraron una piedra, ni se atrincheraron en las cuevas, sino que dijeron: "¡Muramos todos con la conciencia limpia! El cielo y la tierra nos son testigos de que nos matáis contra todo derecho". Así fueron atacados en pleno sábado. Y murieron todos, con sus mujeres, hijos y ganados. Había unas mil personas. Cuando lo supieron Matatías y sus hijos hicieron gran duelo por ellos, y comentaban: Si todos nos comportamos como nuestros hermanos, y no luchamos contra los paganos por nuestra vida y nuestra ley, muy pronto nos harán desaparecer de la tierra.Aquel mismo día celebraron consejo y acordaron lo siguiente: Al que nos ataque en sábado le responderemos luchando; así no pereceremos todos, como nuestros hermanos en las cuevas. (1 Macabeos 2, 32-41)

Porque el sentido común no excluye la legítima defensa....

Me indigna más, si cabe, que el hecho de la propia persecución contra mis hermanos cristianos, dolor que siento y que casi somatizo, haciendo mías las palabras del profeta JEREMÍAS: "Me duele la herida de la doncella de mi pueblo; estoy abrumado, el pánico se apodera de mí. ¿No hay bálsamo en Galaad?, ¿no quedan médicos allí? Pues ¿cómo es que no llega el remedio para la doncella de mi pueblo? ¡Quién convirtiera mi cabeza en llanto, mis ojos en manantial de lágrimas para llorar día y noche a los muertos de la doncella de mi pueblo!" (Jeremías 8, 21-23) esas otras tonterías que he tenido que leer en las redes sociales diciendo (presuntamente) a los hermanos cristianos de IRAK que "el Señor los sostiene", "el Señor los ama" o que "todos rezamos por IRAK"... y con esto, tan tranquilos, ya nos podemos ir a dormir, ya hemos hecho nuestra parte de cristianos buenos y bienintencionados que creen que por repartir un poco de "mermelada de fresa" en las redes sociales, ya está todo hecho...

¡Naranjas de la china!, como se suele decir, por no decir, valga la redundancia una expresión mal sonada de la que me pueda arrepentir, porque como dice el refranero "obras son amores, y no buenas razones" y, ciertamente, podemos hacer muchas cosas:

Los cristianos somos buenos, ponemos la otra mejilla, no creemos en la violencia, vivimos en un país democrático, y civilizado, donde hay derechos humanos, tolerancia religiosa... de acuerdo, aunque hoy no es el mejor día para recitarme esta sarta de "mantras" políticamente correctos, como dice el anuncio, "acepto barco como animal de compañía" pero si algún día he de escuchar, respecto de este tema de la persecución y asesinato de mis hermanos cristianos por el integrismo islámico esas terribles palabras del Señor en el Apocalipsis "¡Ay si fueras caliente o frío! ¡Pero como fuiste tibio te vomitaré de mi boca" (Apocalipsis 3,16), al menos hoy, permitidme que no peque de tibieza:


Para empezar demos testimonio, público, a no ser que tengamos miedo de los propios musulmanes que habitan nuestros barrios, de proclamarnos publicamente como cristianos, pero hagamoslo de forma que sirva de denuncia, de forma que escandalice, de forma que interpele, yo propongo que todos nos hagamos con el signo infamante con el que nos marcan como "nazarenos" en esos países, como paso previo a la ejecución, la extorsión y la amenaza, y lo pongamos, bien visible en nuestras casas, colegios, conventos, hospitales, lugares de trabajo... 

Y para dar ejemplo, vaya por delante la foto de mi ventana (los barrotes y la perspectiva impiden ver que, efectivamente, es el signo "nun" de "nazareno") lo que no deja de tener su valor si pensamos que éste es un barrio de gran presencia de inmigración islámica con la mezquita a la vuelta de la esquina.

Recordad que por el mismo motivo la cruz preside todos esos edificios, porque en tiempos de la persecución romana supimos hacer del instrumento infamante de la cruz, la victoria de nuestros enemigos, empezando por la muerte de Cristo, nuestra señal de identidad, nuestra bandera de triunfo y de gloria, nuestra proclama bien alta de esperanza y resurrección... ¿Nos van a mirar mal los musulmanes del barrio? ¿Nos va a preguntar el presidente de la comunidad de vecinos que significa eso en nuestro balcón? ¿vendrán los municipales a decirnos que las pancartas están prohibidas en los balcones? Tenedlo a bien, porque eso son menudencias frente a los que de verdad mueren por tener marcadas sus casas de esta manera. 

Os invito a que os metáis en cientos de páginas de internet que hay de las que informan sobre el estado de los derechos humanos o la persecución religiosa en cada una de las naciones y países, descubriréis que aunque no sean casos tan espectaculares como los de IRAK, SIRIA o IRÁN, también hay una persecución religiosa contra los cristianos, católicos por más señas, en países como AZERBAIJÁN, QATAR o los EMIRATOS ÁRABES unidos, espero que la próxima vez que se os remuevan las entrañas por lo que sucede con nuestros hermanos cristianos en aquellas tierras, en vez de poner un "tuit acaremalado o indignado" tengáis la conciencia social de boicotear públicamente a equipos como el REAL MADRID, el BARÇA o el ATLÉTICO DE MADRID, patrocinados por aquellos países en los que hermanos vuestros tienen dificultades, para algo tan común para ti, como es simplemente ir a misa... 


Que cuando compres una camiseta oficial de 80 euros, si es que no te duele ya la conciencia por hacer ese despilfarro en la actual situación social de crisis, al menos te duela saber que con ese dinero estás financiando la persecución de tus hermanos en la fe... y que cuando se celebre el MUNDIAL DE FÚTBOL de QATAR tengas bien presente, antes de jalear a "la roja" que las obras del mundial han costado la escalofriante cifra de unos cuatro mil muertos, por las pésimas condiciones de trabajo y de riesgos laborales, que nunca se acatarán, ni denunciarán, porque la mano de obra son trabajadores filipinos, en régimen de semiesclavitud, la clase más baja de la inmigración qatarí, por cierto, cristianos, y por ello sin derechos a sindicatos, ni medidas de seguridad, ni la más mínima consideración por parte de las autoridades.

Acordáos de que en la INDIA o en PAQUISTÁN también se persigue a los cristianos, acordáos de IQBAL MASIQ, el niño esclavo de las grandes compañías textiles, vendido por sus padres como consecuencia de una deuda, y que dedicó su vida a denunciar la situación de los niños esclavos de las grandes compañías deportivas, hasta que no hubo más manera de silenciarlo como sucede siempre con los profetas, asesinándolo. Piénsalo la próxima vez que tus hijos te pidan un balón, unas zapatillas o una equipación deportiva "de marca", que estás sustentando los caprichos de su infancia con la vida y la infancia sesgada de tantos otros niños.

Si la mezquita de tu barrio está en un bajo comercial DENUNCIA (pídele al ayuntamiento, o denuncia ante la policía local, si dicho establecimiento cumple la normativa, si el bajo está habilitado como lugar de reunión, si se supera el aforo, si hay unos sanitarios adecuados, si está bien ventilado, si no produce ruídos...) ¿Acaso esa misma observancia no la tienen con un bar cualquiera? Si sospechas lo más mínimo que en tu bloque hay un musulmán que agrede de palabra o de obra, o que somete a su esposa o a sus hijas DENUNCIA. Si tienes conocimiento de que la carnicería de tu barrio dice que "se sirve pollo y cordero hallal" DENUNCIA, a lo mejor te llevas una sorpresa si a sanidad le da por hacer las correspondientes averiguaciones. Que sabes que al colegio de tus hijos van niñas musulmanas con velo, si es que antes se quitó la cruz del aula DENUNCIA.


Pregunta, instiga, acosa por medio de correos electrónicos, o correspondencia ordinaria, o mejor aún, por medio de escritos, que tengan su correspondiente entrada en el Registro del Ayuntamiento, de la Diputación, de la Comunidad Autónoma y del propio Congreso (recordad que tenemos un "derecho de petición" amparado en la Constitución Española en su artículo 29, y desarrollado por la Ley Orgánica 4/2001, de 12 de noviembre) a nuestros representantes políticos, especialmente a los del PARTIDO POPULAR, que se definen en el artículo 2 de sus Estatutos como un partido de inspiración "cristiana" que es lo que piensan hacer para atajar, denunciar o paliar administrativamente la situación de la persecución de nuestros hermanos cristianos en aquellos países ¿no son cristianos? ¿no son sus hermanos por el bautismo? ¿o simplemente se llama partido cristiano para engañarnos como bobos y arañar nuestros votos?

Y seguro que hay mucho más que hacer, sólo nos falta ponernos a pensar y ser más imaginativos.