miércoles, 26 de febrero de 2014

SANTO DIOS, SANTO FUERTE, SANTO INMORTAL: HISTORIA DEL HIMNO DE ANDALUCÍA

Una de las cosas que desconocen muchos andaluces es que el HIMNO DE ANDALUCÍA tiene sus orígenes directos en el canto de "viejas canciones de siega", usadas por los jornaleros y apareceros andaluces al hacer esa faena, para entretenerse y darse ánimos, entre estos cantos, incluso se cantaban algunos de corte religioso, así, en ciertas zonas de ANDALUCÍA está atestiguado, oral y documentalmente el uso de canto "Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal..." como auténtico “cante de trilla”, y teniendo en cuenta que ANDALUCÍA era una tierra deprimida, con una población jornalera, aparcera o dependiente, con un  profundo poso en la religiosidad y la devoción popular, no es de extrañar que BLAS INFANTE encontrara en dicho canto el caldo de cultivo ideal para componer un himno de ANDALUCÍA que sirviera para aglutinar a todos los andaluces, en esas nuevas ideas de nación, libertad, justicia y tierra que se estaban gestando en su ideario político.
 
Para ello, BLAS INFANTE tomó la base musical (la partitura sin letra) del “Santo Dios” y le compuso una letra nueva y diferente, que es la que actualmente conocemos del himno de Andalucía. Si se escuchan ambos cantos la coincidencia musical es milimétrica, siendo pues la auténtica habilidad de BLAS INFANTE la de “cuadrar” la letra y las nuevas ideas que quería expresar en la cadencia solemne del antiguo himno cristiano por excelencia. Para ello recurrió a la inestimable ayuda de su amigo el maestro JOSÉ DEL CASTILLO DÍAZ, por aquel entonces director de la BANDA MUNICIPAL DE MÚSICA DE SEVILLA.
 
SANTO DIOS, SANTO FUERTE, SANTO INMORTAL
 

 
Para buscar el por qué de la querencia de BLAS INFANTE por el "Santo Dios" para componer el himno de ANDALUCÍA tenemos que ir a ARCHIDONA, al colegio en el que BLAS INFANTE cursara la educación y las letras más básicas (años 1.896 a 1-900), “letras y piedad” según el antiguo lema de San JOSÉ DE CALASANZ. Allí, sin duda alguna, asistiría al triste espectáculo de los mendigos y los pobres jornaleros, haciendo cola en la calle colegio, en el lateral donde daban las cocinas, esperando una ración de papas guisadas con carne, llamado popularmente “la guiropa”, quizás ante aquel espectáculo el niño BLAS INFANTE se sintiera por dentro, quizás un privilegiado, o se acordara de las estrecheces de sus padres para dotarle de una educación, o quizás naciera su conciencia social. Sea como fuere los ESTATUTOS DE LAS ESCUELAS PÍAS establecían que los alumnos debían confesarse, asistir a misa y comulgar, por lo menos, una vez al mes, celebraciones en las que estatutariamente también estaba rubricado el canto del “Santo Dios” y “la Salve”.
 
Quiso la casualidad que, tras el cierre del colegio de los Escolapios en ARCHIDONA, el órgano donde se tocaba, en la capilla, junto con el resto del patrimonio de dicha casa, incluída la partitura, fuera trasladado a su colegio de GRANADA, donde actualmente se encuentran. Toda una reliquia, tanto de la historia escolapia como del andalucismo andaluz, otro tesoro que, como siempre, pasa desapercibido a sus habitantes. Ni qué decir tiene que otro escolapio, el padre ENRIQUE INIESTA, a la sazón uno de los mejores conocedores de la vida y obra de BLAS INFANTE defiende que éste es el momento en que BLAS INFANTE conoció por vez primera el himno “Santo Dios”, lo que debe de ser así pues nadie duda que BLAS INFANTE estudió en los escolapios de ARCHIDONA.
 
El otro momento detonante de este encuentro con el “Santo Dios” por parte de BLAS INFANTE fue su etapa de notario en CANTILLANA. Allí pudo escuchar, sin duda alguna, el “Santo Dios” entonado por los jornaleros cantillanos durante sus trabajos en el campo, sin lugar a dudas al amanecer y al anochecer, en las fiestas locales (dígase el CRISTO DE LA AGONÍA y Ntra. Sra. DE LA SOLEDAD) y también en las casas de los pobres, y de las gentes sencillas, cada vez que amenazaba la tormenta o sonaban los truenos. Aunque allí, hecho un hombre, y no un mero niño impresionable, como en ARCHIDONA, su conciencia social ya era lo suficientemente fuerte, de hecho, la mayoría de las biografías del así llamado “padre de la patria Andaluza” refieren que en CANTILLANA maduró su primera obra “EL IDEAL ANDALUZ”. Aunque la letra de CANTILLANA era distinta de la cantada en el colegio de ARCHIDONA, según la siguiente comparativa:
Santo Dios

PP.Escolapios de Archidona
 
¡Santo Dios, Santo Fuerte!
¡Santo inmortal!
¡Líbranos Señor,
de todo mal!
 
Por la sal de nuestra frente. Danos pan, danos salud, danos fe.
Salva al pueblo que perece por tu Nombre: Uno en Tres
 
 
“Santo Dios”

Segadores de Cantillana
 
¡Santo Dios, Santo Fuerte!
¡Santo Inmortal!
¡Líbranos Señor,
de todo mal!
 
Los pecadores pedimos,
al Señor continuamente,
y por eso le decimos:
¡Santo Dios, Santo Fuerte!
 
Con dolor de nuestro pecho,
le pedimos al Señor,
que seamos perdonados
en el tribunal de Dios.
¡Santo Dios, Santo Fuerte!
 
Himno de Andalucía

Letra de Blas Infante
 
¡Andaluces, levantáos,
pedid tierra y libertad,
sea por Andalucía libre,
España y la humanidad!
 
La bandera blanca y verde,
vuelve tras siglos de guerra,
a pedir paz y esperanza,
bajo el sol de nuestra tierra.
 
Los andaluces queremos
volver a ser lo que fuimos,
hombres de luz
que a los hombres,
almas de hombres les dimos

 
Al final, sea como fuere, BLAS INFANTE aprovechó lo mejor de este himno de música de estructura sencilla y fácil de adaptar a coro, precisamente por esto el propio BLAS INFANTE apunta que se trata de una"verdadera música democrática", a la que logró imbuir de todas las notas de su reivindicación andaluza: la tierra, la libertad, la igualdad, la dignidad y, lo más importante, un pueblo, el andaluz que, sabiendo forjarse a sí mismo, sabe dar, de ese esfuerzo, todo lo mejor “para sí, ESPAÑA y la humanidad”. Y ahora sí, toca escuchar el HIMNO DE ANDALUCÍA cantado por la más grande de las grandes, la desaparecida ROCÍO JURADO, en una interpretación que ningún andaluz puede escuchar sin que se le ponga el vello de punta o se le haga un nudo en la garganta, allá donde se encuentre:
 

 
Habría que terminar este pequeño artículo citando a uno de los mejores conocedores de la figura de BLAS INFANTE, escolapio, granadino de pro y profundamente enamorado de la música, el padre ENRIQUE HINIESTA: “Un día llegará, llegará una noche en que los andaluces que lean su historia de adalid, canten sabedores de que los jornaleros (esos ignotos abuelos del pasado) lo que cantaban bajo el Sol de la tierra era el Himno de la Patria”.