domingo, 19 de enero de 2014

SEMANA DE ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS: DÍA 2

 
Para nuestro segundo día de ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS, os proponemos, a continuación, que dediquéis unos minutos a orar, detenidamente, la profesión de fe, aquello que está por encima de todas nuestras divisiones históricas, eclesiales o doctrinales, y lo hacemos por medio del llamado "credo apostólico o niceno", haciendo referencia, además, que la foto que principia este artículo es un icono ortodoxo que representa algunos de los padres conciliares del CONCILIO DE NICENA, presididos por Cristo:

CREDO DE NICENA
 
Creo en Dios, Padre Todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra.

Creo en Jesucristo su único Hijo Nuestro Señor,
que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo.
Nació de Santa María Virgen,
padeció bajo el poder de Poncio Pilato,
fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos,
al tercer día resucitó de entre los muertos,
subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios Padre, todopoderoso.
Desde allí va a venir a juzgar a vivos y muertos.

Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia católica
la comunión de los santos, el perdón de los pecados,
la resurrección de la carne y la vida eterna.

Amén

RECEPCIÓN DE LOS DONES DE LAS DISTINTAS IGLESIAS CRISTIANAS

 
El signo de hoy va a ser centrar nuestra atención en aquellos dones o carismas específicos con los que, pese a todo, han sido engalanadas las distintas confesiones cristianas, deberíamos pensar (mutatis mutandis) lo mismo que hacemos con las congregaciones religiosas, que todas ellas, desde su carisma específico engalanan a la Iglesia, que es una, de las distintas confesiones cristianas, que con sus dones específicos embellecen la fe en Cristo, que igualmente es una.
 
Podemos dar gracias a Dios por cada uno de estos dones, y ponerlos todos juntos en alguna mesa o mueble de casa, para que nos sirvan de lugar de oración en estos días de reflexión e intercesión por la unidad de los cristianos.
 
 
De las Iglesias protestantes, luteranas y surgidas de la reforma, recibimos con agradecimiento el don de su amor a la Palabra, representada en esta Biblia. ¡Agradecemos este don, Señor!
 
 
De las Iglesias ortodoxas, rusa y griega, recibimos con agradecimiento el don de su amor hacia los iconos, que ellos llaman "presencia" de toda la belleza y la salvación de Dios, representado en este icono de la Virgen María. ¡Agradecemos este don, Señor!
 
 
De las Iglesias orientales, coptas, maronitas, siria, armenia, caldea, melquita, malabar, malankara, recibimos con agradecimiento el don de su persistencia en la fe, del testimonio de sus iglesias en países en los que son franca minoría, y por todo ello, el testimonio de sus numerosos mártires, representados por el signo de esta Cruz. ¡Agradecemos este don, Señor!
 
 
De la Iglesia anglicana, recibimos el don de que hayan sido los pioneros en iniciar el movimiento ecuménico que hoy celebramos, el camino de unidad que queremos conseguir, representado en este logotipo del Consejo Mundial de las Iglesias. ¡Agradecemos este don, Señor!
 

De la Iglesia católica, recibimos el don de la Eucaristía, celebrada y adorada, de la presencia real de Cristo en la Eucaristía, y del amor y devoción a la Virgen María, y la intercesión y oración de los santos, representado en este trozo de pan y vino. ¡Agradecemos este don, Señor!
 
ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS
 
Dios de amor que a todos nos llamas:
desde nuestras casas y oficinas,
desde nuestras minas y fábricas,
desde nuestros campos y negocios,
desde nuestras barcas de pesca y nuestros rebaños,
desde nuestras escuelas y hospitales,
desde nuestras cárceles y centros de internamiento,
para ser uno en comunión con nuestro Señor Jesucristo.
 
AMÉN