miércoles, 6 de marzo de 2013

MIÉRCOLES III DE CUARESMA: SAN SIXTO

Esta iglesia fue llamada "San SIXTO, el viejo", porque es el monasterio más antiguo de Roma, que tuvieron los hijos del Santo de CALLAROCA.
 
El edificio actual es bastante reciente, de hecho, fue construido en el año 1700 por el papa y dominico BENEDICTO XIII (1724-1730). Ciertamente lo hizo para honrar la memoria del fundador de la Orden, Santo DOMINGO, que vivió aquí durante su primera estancia en ROMA; El papa HONORIO III después de la aprobación de la Orden de Predicadores les donó este templo. Donación que persiste hasta nuestros días, la iglesia está atendida por las Hermanas Dominicas, que tienen un convento aquí. Hubo una nueva restauración que se llevó a cabo bajo SIXTO IV en el año 1488 y  más tarde bajo la dirección del Cardenal BONCOMPAGNI FILIPPO y, más recientemente, sufragadas por el cardenal PAUL LIENART.
 
La tradición cuenta que en esta iglesia, el Papa SIXTO II se encontró con San LORENZO, al que le predijo su martirio que, sin embargo, se produjo tres días después. Aquí yacen los restos mortales de los papas CEFERINO, ANTERO, LUCIO y SIXTO II, todos ellos mártires en la gloria. En este día, en esta estación cuaresmal, se producía una estampa única, de una gran atracción espiritual, porque los monjes blancos, los dominicos, rodeando el altar, entonaban las notas de "completorium", antigua oración o diálogo del alma cristiana con el Señor. Como si los mártires que yacen en este lugar siguieran escuchando las palabras de PEDRO: "Resistid, permaneced firmes en la fe."