lunes, 4 de marzo de 2013

LUNES III DE CUARESMA: SAN MARCOS EN EL CAMPODOGLIO

 
En el año 336 el papa MARCOS construiría dos iglesias: una llamada "iuxta Pallacinas", y la otra la que sería su capilla funeraria, en la calle ARDEATINA. Las excavaciones llevadas a cabo en torno a los años 90 encontyraron siete metros por debajo del nivel de la actual PIAZZA VENEZIA, los restos de la iglesia, que es tal vez el primer "titulus" de ROMA, y restos de la calle POLLACINA, ambos nombrados en las obras de CICERÓN.
 
En esta iglesia -citando al cardenal SCHUSTER- nos encontramos con un auténtico santuario oriental en el corazón de la ciudad de ROMA dando culto a San MARCOS como uno de los fundadores y evangelizadores de la Iglesia en ALEJANDRÍA y entre los persas. Fue restaurada en el año 792 por ADRIANO I y GREGORIO IV en el año 833 dotándola con bellos mosaicos. Posteriormente PABLO IV le dio su forma actual.
 
Se pueden contemplar obras de ALBERTI, por ISAIA DE PISA, de CANOCA DE MARATTA, MELOZZO DA FORLI y MINO DA FIESOLE. La liturgia de hoy tiene en cuenta la parte oriental del titular de la basílica y nos hace reflexionar con la ayuda del "Libro de los Reyes" en la enseñanza que nos trae esta "peregrinación" estacional, que CRISTO es nuestro hermano y que ha puesto su asiento en todas las partes del globo.
 
De esta iglesia, parte cada 25 de Abril la procesión conocida como la "Letanía Mayor" o "Rogativa de San Marcos", que se prolongaba hasta la basílica de San PEDRO. Hay otra pequeña basílica de San MARCOS, de planta circular que, situada en el conjunto de las catacumbas de San CALIXTO, descubierta por el famoso arqueólogo prof. FIOCCHI NICOLAI y que está arrojando luz sobre la historia del lugar.

- - - O - - -

En otro orden de cosas, por fin, ayer Domingo, fue posible que pudiéramos llevar a las HERMANITAS DE LOS POBRES de GRANADA, en el barrio del ZAIDÍN, todos los productos de aseo personal (gel, champú, colonia, toallitas, crema hidratante, desorodorante, pasta de dientes y detergente de lavadora, suavizante, y café) que ellas mismas nos solicitaron por medio de una de nuestras socias, que tiene allí a sus padres ingresados, al preguntarles a las hermanas si necesitaban algo y en qué podíamos ayudar.



Este proyecto, que llamamos "PORQUE HEMOS VISTO SU ESTRELLA" ya que fue nuestro proyecto de Epifanía, vulgarmente, de "Reyes Magos" ha tenido tanto éxito que incluso hemos podido repartir, de todo lo recaudado, no sólo para sus destinatarias principales, sino también para las RELIGIOSAS CLARISAS del MONASTERIO DE LA ENCARNACIÓN, para la INSTITUCIÓN BENÉFICA DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS y para necesidades personales de otras familias en apuros.
 
 
Así que.... ¡Manos a la obra!
 
Fue toda una jornada, más ilusionados por el hecho de poder hacer llegar a las religiosas toda nuestra gratitud por el servicio que prestan a los ancianos, que por el hecho de hacerles llegar nuestra colecta. Así que, de mañana temprano, algunos de nuestros socios, con nuestra Junta Directiva, nos dispusimos a llevarles las cosas, y que no se diga, que aunque uno sea Tesorero de la Asociación (un cargo del todo honorífico ¡Cómo si tuviera mucho que administrar el pobretico!) aquí todo el mundo dobla el "espinazo" a la hora de cargar bultos en los maleteros.

Las religiosas nos dieron una cálida acogida, que se tradujo en su gratitud, y en su interés por mostrarnos su casa, el servicio que prestan a los ancianos y todas las actividades que realizan "nuestros ancianos son muy dicharacheros, no paran quietos" -nos dijo la Madre Superiora. Una gran labor imposible de narrar en estas pequeñas líneas, así que invitamos a todos a que os paséis por allí a conocerlas. Además, os llevaréis otra sorpresa, en su capilla encontraréis el Santísimo siempre expuesto, en turnos de adoración, organizados por las religiosas y los propios residentes, para que "el Señor nunca esté sólo".

Pudimos conocer también al padre de nuestra socia, que se encarga además de llevar la huerta de las religiosas, que ahora mismo, como podéis comprobar, empezaba a mostrar los primeros plantones de "matas de habas" y nos despedimos con una foto de unos lirios del campo, del mismo jardín, entre otras cosas porque son morados, color de la Cuaresma, tiempo de Caridad, conforme el mensaje para este año de Cuaresma, del Papa "emérito" (¡qué raro se nos hace decirlo!) BENEDICTO XVI.