domingo, 3 de marzo de 2013

III DOMINGO DE CUARESMA: SAN LORENZO EXTRAMUROS

 
En esta basílica, que CONSTANTINO quiso dedicar al diácono LORENZO, el Papa PELAGIO II superpuso la edificación de otra basílica dedicada a la Madre de Dios.
 
La basílica se encuentra en el cementerio de CIRIACA LAURENTIANA a pocos pasos de otro cementerio, llamado de HIPÓLITO, y ambos conservan celosamente los cuerpos de muchos santos y tmártires, inlcuyendo en nuestro caso San LORENZO, "Stauroforos" ("portador de la cruz" por su martirio), quien murió entre las llamas.
 
El campanario románico, adornado con madera de roble que se eleva por encima del inmenso cementerio romano, se une a la liturgia en un himno a la vida en un ambiente apacible, que también contiene los frescos descoloridos de CAPPARONI que nos muestran el triunfo martirial de San LORENZO.
 
La basílica, a la que se puede acceder desde el pórtico de la calle VASSALETTO, nos muestra frescos, mosaicos, columnas de mármol y capiteles alabando a los santos LORENZO y ESTEBAN, cuyas tumbasestán señaladas por una aureola de oro, que contiene la placa de mármol en la que se colocó el cuerpo del diácono quemado después de haber sido retirado de la parrilla.
 
 
En la misma cripta se recuerda también al martir ESTEBAN, el primer mártir cristiano asesinado por lapidación. Aquí también se encuentra la tumba donde descansa el beato PÍO IX, cuyo cuerpo también fue atacado con piedras, arrojadas por turbas armadas, en la noche en la que el cuerpo del Papa fue llevado a dicha iglesia, en los tiempos más revueltos de la sociedad de la ciudad.
 
Esta capilla fue restaurada por orden del Papa, con obras de VESPIGNANI, FRACASSINO y GIOVANI BATTISTA DE ROSSI, co-fundador de la "Academia Pontificia de Culto a los Mártires" encargada de velar por la conservación de todas estas basílicas, de su patrimonio artístico, y del culto y devoción de los mártires.