viernes, 22 de febrero de 2013

VIERNES I DE CUARESMA: LOS XII APÓSTOLES EN EL FORO ROMANO

 

Este día, llamado también "primer viernes de la primavera", nos recuerda la antigua preparación de los ordenandos (sacerdotes, diáconos) con las llamadas "escrutinios". La inmensidad solemne de la Basílica de los Santos Doce Apóstoles da la bienvenida a los peregrinos que vienen a rezar ante las tumbas de los Apóstoles FELIPE y SANTIAGO, y en las tumbas de los mártires, que aquí, en la cripta inmensa  de esta basílica, sobre las catacumbas, se encuentran "sepultados en paz".
 
Sabemos que en el siglo VI, después de las guerras góticas, el general NARSES habría pedido y pagado la construcción de una iglesia votiva que fue construida y consagrada por el papa PELAGIO I y su sucesor, JUAN III. Aunque no hay restos arqueológicos se puede pensar que hubiera una iglesia más antigua construida probablemente en el siglo IV por JULIO I.

Sabemos que la iglesia estaba ricamente decorada con mosaicos e imágenes, ya que el papa ADRIANO I, en una carta a CARLOMAGNO la cita como ejemplo y demostración de que los antiguos honraban las imágenes de los santos. Un gran terremoto en el año 1.348 dañó considerablemente el edificio, y como los papas se encontraban en AVIÑÓN. hubo que esperar hasta que MARTÍN V, llamado ODDONE COLONNA, fuera elegido Papa en el Concilio de CONSTANZA en el año 1.417, regresara de nuevo a ROMA y la restaurara.

En el majestuoso templo no se puede dejar de admirar el pórtico obra de BACCIO PINTELLI, que lo separa de la parte delantera , obra y encargo de la familia TORLONIA. El genio de CANOVA brilla aquí con el monumento dedicado a CLEMENTE XIV, que fue posteriormente terminado por VOLPATO. Además, este templo contiene el mayor retablo existente en ROMA, pintado por MURATORI, y en el pasillo adyacente al templo se encuentra el monumento al Cardenal BESSARIONE otra de las obras atribuidas a MIGUEL ÁNGEL.

Alrededor del altar central se encuentran los santuarios y reliquias de este santuario de los mártires, que nos ayudan a llegar a las invocaciones de Cristo en este templo a medida misterioso rayo de esperanza.