miércoles, 23 de enero de 2013

SEMANA ORACIÓN UNIDAD CRISTIANOS: CAMINAR SIN BARRERAS

 
Caminar humildemente con Dios significa caminar más allá de las barreras que dividen y perjudican a los hijos de Dios. Los cristianos de la India son conscientes de las divisiones entre ellos. San Pablo experimentó las divisiones devastadoras en la comunidad cristiana primitiva entre los cristianos gentiles y judíos. Ante esta barrera y todas las que vendrían después, Pablo proclama que “Cristo es nuestra paz. Él ha hecho de ambos pueblos uno solo; él ha derribado el muro de odio que los separaba”. En otro lugar Pablo escribe: “Incorporados a Cristo por el bautismo, os habéis incorporado a Cristo. Ya no hay distinción entre judío y no judío, ni entre esclavo y libre, ni entre varón y mujer. En Cristo Jesús todos sois uno” (Gálatas 3,27-28). En Cristo todas las barreras profundas del mundo antiguo –como también sus sucesoras en la actualidad- han sido eliminadas, ya que en la cruz Jesús creó en sí mismo una nueva humanidad.
 
En un mundo en que las barreras religiosas son frecuentemente difíciles de superar, los cristianos que son una pequeña minoría en el contexto multirreligioso de la India nos recuerdan la importancia del diálogo y de la colaboración interreligiosos. El evangelio de Mateo (15, 21-28) nos habla del difícil viaje de Jesús –y sus discípulos– para superar barreras religiosas, culturales y de género, al enfrentarse con una mujer cananea que ruega que le curen a su hija. El instinto visceral de los discípulos de echarla y la hesitación misma de Jesús son vencidos por la fe de ella y su necesidad. De aquí que Jesús y sus discípulos fueron capaces de superar las barreras humanas impuestas y los límites del mundo antiguo. Esto también está presente en la Biblia hebrea. El Libro de Rut (4,13-18), de la mujer moabita de una cultura y religión diferentes, termina con una lista de los descendientes de ella con el israelita Boaz. El hijo Obed fue el padre de Jesé, el padre del rey David. El linaje del rey-héroe del antiguo Israel refleja el hecho de que la voluntad de Dios se puede cumplir cuando las personas atraviesan las barreras de la religión y de la cultura. Caminar con Dios hoy exige que vayamos más allá de las barreras (Efesios 2,13-16)que separan a los cristianos unos de otros y de las personas de otras creencias. El camino hacia la unidad de los cristianos exige que caminemos humildemente con Dios más allá de las barreras que nos separan.
 
ORACIÓN
 
Padre, perdónanos por las barreras
de la codicia, el prejuicio y el desprecio
que construimos continuamente
y que nos separan dentro de las Iglesias
y entre ellas, como también de las personas de otras creencias
y de los que pensamos que son menos importantes que nosotros.
Que tu Espíritu nos dé la valentía
para superar estos límites
y para derribar los muros que nos separan.
Y así, con Cristo,
podamos avanzar por terreno desconocido
para llevar su mensaje
de aceptación amorosa y de unidad a todo el mundo.
Dios de vida, condúcenos a la justicia y la paz.
Amén.
 
PARA LA REFLEXIÓN PERSONAL
 
  • En su comunidad, ¿cuáles son las barreras que separan a los cristianos?
  • En su comunidad, ¿cuáles son las barreras que separan a los cristianos de otras tradiciones religiosas?
  • ¿Qué diferencias y similitudes hay entre caminar más allá de las barreras que separan a los cristianos y caminar más allá de las que existen entre el cristianismo y otras religiones?